Parfait de whisky y almendras caramelizadas. Un postre de verano que se deja comer en invierno también, por qué no en la cama, tapado hasta la boca, para poder comer.. 😉

Desde que lo hice por primera vez hace 5 años,  fue elegido por lejos sobre otros postres. El favorito de mi suegro y mi esposo y de otros tantos en la familia, y fuera de ella también,  con la cantidad justa de alcohol y crocantez que necesitan todos los postres, no?

Un comentario para “El postre familiar”

Deja un comentario